Traducido y publicado en http://www.grafix.com.co/ con autorización de whattheythink.com

En las últimas semanas, el grupo de mejora de negocios de LinkedIn ha tenido un debate en curso sobre si el viejo adagio, “Si no está roto, no trate de arreglarlo” sigue siendo relevante en el entorno empresarial actual. La gama completa de puntos de vista se han propuesto, de “no se meta con lo que está funcionando”, a “no conformarse con el statu quo”(con el estado actual). La mayoría parece inclinarse hacia el lado de seguir mejorando como un requisito para seguir siendo competitivo y sobrevivir en la economía actual.

Varios puntos importantes se pueden extraer de la discusión. El primer punto es sobre la definición de “roto”. ¿Usted lo mira desde la perspectiva de las operaciones internas, o en base a las necesidades del cliente y la retroalimentación?. Parece que muchas personas que están satisfechas con su status quo, no miran más allá de las operaciones comerciales de su organización y de lo que está sucediendo en el ambiente de negocios amplios con los requisitos del cliente y las nuevas tecnologías. Lo que se refiere a nuestra industria, incluso las mejores operaciones de ejecución de impresión comercial están luchando debido a cambios en la demanda del cliente y las tecnologías de la competencia, tanto que se está manejando por volumen y precio.

El segundo punto que he encontrado en esta discusión es que incluso en las empresas que entienden la importancia del cambio, muchos de los fracasos, (y la nueva Coca-Cola fue utilizado como un ejemplo), tienen que ver con no aclarar y documentar los esfuerzos de la mejoras que se buscan. Al entrar en un proyecto de mejoramiento de negocios sin una clara comprensión del entorno empresarial, incluyendo los objetivos de negocio, las necesidades de los clientes y la tecnología, es casi seguro que se fallara con respecto a las expectativas.

Una metodología de mejora de procesos de negocios (Bussiness Process Improvement), puede ser una herramienta útil para decidir si algo está “roto”, y qué hacer para arreglarlo. BPI ofrece un marco y una estructura para responder a estas preguntas, y sigue sin duda siendo relevante para los negocios contemporáneos, y especialmente para nuestra industria, donde tanto las demandas de los clientes y los cambios tecnológicos se están produciendo a un ritmo muy rápido. ¿Dónde coincide su negocio con la frase  “Si no está roto no trate de arreglarlo” ?

Un comentario al Artículo “Si No Está Roto, No Trate de Arreglarlo”

Joe Salus comenta:

Ideas interesantes, Richard, y gracias por compartirlas. Desde mi punto de vista (a los 65 años, y luego de haber tenido un gran éxito con dos empresas anteriores, ahora, estoy semi-retirado), mi opinión es que, si se considera que “la única constante es el cambio” – y que se aplica especialmente a la industria de la imprenta (y en la industria de servicios de reprografía, así) – si se adopta la mentalidad de “si no está roto, no lo arregle”, se tiene que quedar en el polvo.

Yo prefiero decir el viejo adagio de otra manera: “Sólo porque no está roto, no significa que no se pueda mejorar”. Personalmente, creo que la gente de negocios debe tener una mente abierta al cambio, una mente abierta sobre el progreso… y siempre debe estar buscando formas de mejorar su modelo de negocio.

Al hablar a los jóvenes, me gusta compartir con ellos una historia que he contado muchas veces, tiene que ver con mi primera empresa. En 1970, nuestras ventas eran un poco menos de $ 100.000 (sí, las ventas anuales), al mismo tiempo, nuestro vecino y mayor competidor estaba haciendo alrededor de $ 400.000 en ventas. Fuimos fundados en 1963, mi competidor fue fundado por los años del cambio de siglo. Cuando vendí y me retiré de mi primera empresa, las ventas fueron alrededor de $ 26,8 millones, las ventas de nuestros competidores fueron de menos de $ 1,5 millones. Era 1988. Habíamos crecido mucho, nuestro competidor había apenas crecido (por el ajuste de inflación).

Nunca consideramos nuestro negocio como perfecto, nunca. A pesar de que nuestro negocio no se rompió (de nuevo escuche “no estaba roto”), hubieron formas constantes para mejorarlo. Yo no sé por qué cualquier persona de negocios no quiere estar constantemente a la búsqueda de maneras de crecer, incluso si el cambio es constantemente requerido. No siempre se toman las decisiones correctas.

Pero, el éxito en los negocios no es una cuestión de tomar siempre decisiones perfectas – después de todo, es imposible estar siempre perfecto – el éxito en los negocios es simplemente una cuestión de toma de decisiones más correctas que las decisiones equivocadas, es de esperar, las decisiones correctas serán mayores que las decisiones equivocadas.

Copyright © 2011 WhatTheyThink.
All Rights Reserved.

Tagged with:
 

Looking for something?

Use the form below to search the site:


Still not finding what you're looking for? Drop a comment on a post or contact us so we can take care of it!

Visit our friends!

A few highly recommended friends...