Traducido por Grafix Digital, con autorización de What They Think.

Comentario y análisis
La impresión comenzó a flexionar sus músculos y mostrar su poder poco después de que Gutenberg inventara los tipos móviles. La impresión era un factor causante de la rápida propagación de las enseñanzas de Martín Lutero en la primera mitad de los años 1500. Andrew Pettegree ha hecho un excelente trabajo presentando una mezcla de la historia europea de la época, la historia de Martin Lutero y la forma en que la impresión lo influencio todo con la marca ¨Lutero¨. Muy recomendable la lectura!

Andrew Pettegree es un historiador británico y uno de los principales expertos en Europa durante la Reforma. Actualmente ocupa una cátedra en la Universidad de St. Andrews. Brand Luther: ¿Cómo un monje no anunciado convirtió su pequeño pueblo en un Centro de Publicaciones, se hizo el hombre más famoso en Europa, y comenzó la reforma protestante? – el título lo dice todo, supongo.

Para aquellos de nosotros en la industria de la impresión, este libro ofrece una mirada profunda en el estado de la industria de la impresión en el momento, el efecto que los materiales impresos tenían en la difusión del mensaje de Lutero, y cómo Lutero entiende y consolida la industria de la impresión, tanto comercialmente como un beneficio para su ciudad (en aquellos días, el impresor obtuvo todos los ingresos de la venta de los libros, no el autor!) como para asegurar que sus publicaciones fueran producidas con una calidad aceptable. Después de leer esto, uno se pregunta cómo se vería la industria gráfica hoy si no fuera por el efecto impulsor de Lutero.

Una vez dicho esto, si usted hubiese sido un impresor en aquellos días, probablemente habría sido muy loco. Él era muy práctico, y sabemos esto por las cartas entre Lutero y sus impresores que sobrevivieron a partir de los períodos en que se encontraba en el exilio y no podía estar presente personalmente para comprobaciones de prensa!

Lutero hizo dos cosas que eran inusuales para la época: Publicó muchas de sus obras en alemán en lugar del latín. Y publicó una gran cantidad de escritos de forma abreviada en Flugschriften, o panfletos, normalmente de ocho páginas. Esto permitió que su mensaje fuera entendido por la población en general y permitió que los ciudadanos comunes compraran varias decenas de Reforma Flugschriften en lugar de tener sólo un libro – o ningún libro – en su hogar. Pettegree dice:
La activación de este nuevo público en última instancia, fue enormemente lucrativo para los impresores de Alemania, pero los desafíos de este mercado en expansión no eran insignificantes. La captura de nuevos lectores requiere tanto ingenio como innovación: un nuevo movimiento requiere un nuevo tipo de libro. En el dominio de estos desafíos de diseño, los impresores de Alemania establecieron gradualmente (la marca Lutero) una apariencia que era distintiva y reconocible al instante. Esta fue Brand Luther, y fue uno de los grandes logros no reconocidos de la Reforma.

power-of-print1

Cuando Lutero publicó sus 95 tesis contra las indulgencias en la puerta de la iglesia el 31 de octubre de 1517, un evento que en general se aceptó en el comienzo de la Reforma, sólo había una imprenta en Wittenberg, Alemania. Fue operado por Johann Rhau-Grunenberg. Él fue notoriamente lento, y Lutero no estaba contento en absoluto con su mano de obra. De acuerdo con Pettegree, “En 1518 las insuficiencias de la industria local [Wittenberg] eran más que evidentes. En ningún caso, una prensa habría sido suficiente para satisfacer la enorme demanda de trabajo de Lutero. Que esta prensa estuviera en manos de Johann Rhau-Grunenberg fue una receta para la vergüenza y frustración”.

La falta de capacidad y calidad llevó Lutero a trabajar para atraer otros impresores para llevar sus negocios a Wittenberg. La alternativa era enviar manuscritos a otras ciudades para la impresión, lo que podría ser problemático. No sólo había un riesgo de que el manuscrito fuera perdido o robado en tránsito, pero para Lutero, eso fue un inconveniente y una molestia por no ser capaz de hacer los controles de prensa para evitar errores y asegurar la calidad. Desde las sabanas las composiciones tipográficas, una a la vez, los controles de prensa eran un evento casi diario durante el proceso de impresión!

En aquel entonces, la impresión de un libro grande era una inversión de riesgo. Un libro de 500 páginas podría tomar un año de producción, antes de que la primera copia se pudiera vender. Tanto como hoy, un impresor tenía que tener un buen crédito para adquirir el enorme balance de papel que se requiere, por no mencionar el cubrir los gastos de operación durante el año. Además, al igual que el mercado de libros de hoy, no había ninguna garantía de que todas las copias serían vendidas. La impresión representaba una gran inversión y no se podía recuperar; La impresión era para unos pocos ya que era muy costosa (y consumia mucho tiempo) para restablecer el texto para una nueva edición. Los impresores alemanes normalmente intentaban que coincidiera la publicación de libros con la feria del libro de Frankfurt – Vaya, quien sabía que esta feria habían estado en existencia tanto tiempo?? – Sacar provecho de la reunión de los aficionados al libro con la esperanza de vender la totalidad o la mayor parte de las existencias.

Publicando el contenido en forma de folleto cambió todo eso. No sólo eran más asequibles los folletos, sino que también el mensaje podría llegar al mercado en cuestión de semanas, o incluso días, en lugar de tomar un año o más. Los impresores podrían hacer ganancias rápidas que luego podrían ser reinvertidas en otros proyectos.

¿Cuál fue el efecto de Lutero en la industria? Pettegree dice:

Entre 1502 y 1516, cinco impresores consecutivos [en Wittenberg] publicaron un total de 123 libros, un promedio de 8 por año. Todos estaban en América y la mayor parte era muy pequeña. Ninguno de los impresores parecen haber hecho gran parte de ganancias con esto. Esta era una industria tambaleándose al borde de la viabilidad, probablemente sostenida solamente por subvención directa del elector [gobernador o gobernante] y la universidad. Entre 1517 y 1546, por otra parte, los editores de Wittenberg resultaron con al menos 2.721 obras, un promedio de 91 por año. Esto representa alrededor de tres millones de copias individuales e incluye muchas de las obras de hitos de la época, entre otras múltiples ediciones de la Biblia alemana de Lutero.

Este vasto florecimiento de lo que era esencialmente una nueva industria se debió completamente a Martin Lutero. Uno de cada tres de todos los libros publicados durante estas tres décadas fueron obras propias de Lutero y el otro 20% fueron los de sus colegas de Wittenberg y seguidores.

Para cualquier persona asociada a la industria de la impresión, sin importar sus creencias religiosas, Brand Luther es una lectura fascinante. Se lo recomiendo!

Ordene una copia de Brand Luther: Cómo un monje no anunciado volvió su pequeño pueblo en un Centro de Publicaciones, el cual lo convirtió en hombre más famoso de Europa, y comenzó la reforma protestante en Amazon.com.

Fuente: whattheythink.com

Tagged with:
 

Looking for something?

Use the form below to search the site:


Still not finding what you're looking for? Drop a comment on a post or contact us so we can take care of it!

Visit our friends!

A few highly recommended friends...