La encuadernación y el acabado en la impresión comercial, el envasado, la rotulación, la cartelería y otros segmentos de mercado serán una de las principales atracciones de la drupa 2016. Las cosas no se acaban hasta que se acaban… y a muchas empresas aún les queda mucho margen para mejorar el rendimiento y la productividad, así como para reducir costes en su departamento de post-impresión dice Cary Sherburne en este artículo escrito a petición de Drupa.

Sherburne es una reputada escritora, periodista y consultora de márqueting especializada en estrategias de comunicación para el sector de la impresión y la edición. Ha sido distinguida con el galardón Woman of Distinction 2009 por Output Links y el premio Thomas McMillan 2009 a la labor periodística, y en 2015 ingresó en la Soderstrom Society. Sherburne es autora de seis libros, entre los que podemos destacar Digital Paths to Profit, publicado por NAPL (ahora Epicomm) o No-Nonsense Innovation: Practical Strategies for Success, escrito junto con el desaparecido Bill Lowe, el padre del PC de IBM. Sus libros también están disponibles en Amazon. Ha colaborado en la redacción de varios libros de importantes directivos, para quienes hace que el proceso sea sencillo y eficaz. Asimismo, es redactora sénior de WhatTheyThink.com, el portal de noticias y artículos del sector de la impresión y la edición, colabora con otras revistas especializadas y escribe contenidos para clientes privados.

Todos los segmentos del mercado se enfrentan a retos similares: tiradas más cortas, entregas más rápidas, contenido con más versiones y más variable. Pese a sus diferencias, todos los segmentos del mercado tienen ante sí estos desafíos y, como consecuencia, están adoptando flujos de trabajo cada vez más digitales. Aunque se ha insistido mucho en las ventajas de la impresión digital, las tecnologías analógicas –el offset y la flexografía sobre todo– también están incorporando flujos de trabajo que necesitan menos tiempo de preparación, generan menos mermas y tienen menos puntos de intervención manual.

Alon Gershon, responsable de la división de soluciones de flujo de trabajo de HP Indigo señala que «los procesos de acabado –tanto la preparación como la realización– aún suelen ser muy largos y laboriosos, lo que implica una gran dependencia de operarios cualificados y una propensión a producir errores y malgastar recursos que cuestan dinero». Para los impresores y las empresas de manipulado de envases, el reto consiste en implantar procesos de postimpresión que superen estos obstáculos que frenan la eficacia de la producción.

Las tareas de preimpresión e impresión ya se benefician de sistemas que aceleran el proceso de producción, pero, para muchas empresas, la postimpresión todavía es un cuello de botella, quizás el último impedimento para la transformación de la tecnología analógica a la digital. Según Yoshihiro Oe, director general de exportaciones de Horizon para Europa y África, “muchos clientes invierten más en la preimpresión y la impresión que en el acabado, una situación ante la que debemos actuar.”

Sin embargo, este contexto está cambiando a pasos agigantados y en la drupa 2016 veremos muchos avances que hacen que los procesos de postimpresión sean tan eficaces como el resto de las fases de producción, y observaremos un mayor interés en estas innovaciones por parte de los usuarios.

“Tradicionalmente, la postimpresión ha sido la “Cenicienta” del sector: se ha dado por supuesta, se ha infravalorado y se ha ignorado. Sin embargo, a medida que se reducen las tiradas y aumenta la presión para acortar los plazos de entrega, los avances en la automatización y la integración de la postimpresión cobran cada vez más importancia, ya que los impresores se dan cuenta de que las últimas tecnologías de acabado no solo alivian los cuellos de botella, sino que de hecho generan oportunidades de negocio. No me cabe duda de que las tecnologías digitales coparan los titulares de la drupa 2016, pero los impresores más al día llenaran los pabellones dedicados a la postimpresión porque saben que es donde verán nuevas maneras de aprovechar el potencial de los sistemas digitales,” Darryl Danielli, redactor jefe de la británica PrintWeek.

a_Drupa_A

Empezar pensando en el final

El acabado de los trabajos debe tenerse en cuenta desde el principio de los procesos de diseño y producción. La imposición más adecuada para la impresión puede no ser la más apropiada para la postimpresión, ya que cada equipo de acabado requiere una imposición única. Así, es necesario un equilibrio entre ambas imposiciones para tener un flujo de trabajo correcto y generar las mínimas mermas.

Además, la automatización es fundamental. Muchas empresas tienen automatizada buena parte de los procesos de preimpresión e impresión, pero no ocurre lo mismo en la fase de encuadernación, por ejemplo. La preparación manual de las máquinas puede llevar mucho tiempo y generar errores, y a menudo requiere operarios cualificados y la producción de excedentes para compensar las mermas previstas. Si se automatiza la preparación del equipo mediante hojas de trabajo, códigos de barras, marcas y similares, se reduce la probabilidad de error, se disminuye considerablemente el número de excedentes y operarios menos cualificados pueden encargarse de las tareas de acabado.

“Es fundamental desmarcarse y no ser un impresor más, incluso en el segmento de tiradas cortas, y los sistemas de acabado que aportan valor añadido sirven para diferenciarse,” Jerry Sturnick, responsable de la división de acabado de Xerox.

Xerox es una de las empresas que más ha innovado en el ámbito de la automatización del acabado desde que lanzara su rompedora prensa DocuTech en 1990 y desarrollara la tecnología de acabado Digital Finishing Architecture (DFA), que ahora presenta una configuración doble que permite que el mismo sistema de acabado pueda trabajar en línea y fuera de línea. Según Sturnick, en los últimos treinta años, Xerox ha conseguido reunir a una gran variedad de proveedores de tecnologías de acabado. “Hemos observado que alrededor de un tercio del volumen de páginas digitales se terminan en línea, mientras que los otros dos tercios corresponden al acabado fuera de línea,” añade. “De ahí que en la drupa 2012 presentáramos un alimentador de dos modos que usa la misma interfaz DFA para dirigir las hojas al sistema de acabado en línea o fuera de línea sin tener que cambiar el software.” Los acuerdos de colaboración con proveedores de acabado y el desarrollo de tecnología de automatización de Xerox van más allá de la producción de hojas tradicional y abarcan también la inyección de tinta y los envases.

Otro buen ejemplo de automatización del acabado lo encontramos en Benson Integrated Marketing Solutions, de Georgia (EE.UU.), que procesa más de doscientos trabajos al día. “Ahorrar tres o cuatro minutos de preparación para cortar por trabajo se convierte en dos o tres horas menos de tiempo de corte al día,” apunta Peter Xierten, director de soluciones informáticas. “Desde que implantamos un sistema de acabado automático de HP, solo tenemos a un operario trabajando durante un turno, mientras que antes necesitábamos a dos personas en dos turnos más horas extras.”

Los sistemas modulares aumentan la flexibilidad

Es importante señalar que muchos proveedores de sistemas de acabado, sobre todo en los segmentos de la impresión transaccional, la publicidad directa y la impresión comercial ‒empresas como MBO, Müller Martini y Horizon‒ ofrecen soluciones modulares de acabado que pueden adaptarse al momento en cuanto las necesidades de producción cambian. Este enfoque aporta más flexibilidad y un mayor rendimiento de las inversiones en postimpresión.

MBO es un ejemplo excelente de las ventajas de los sistemas modulares. La empresa ofrece una gama amplia de módulos separados pero compatibles, además de móviles e intercambiables, que permiten crear un departamento de acabado muy versátil. MBO utiliza el concepto de «aparcamiento», que gira en torno a una desbobinadora y a una guillotina. “A partir de estas dos unidades, el impresor adquiere únicamente los módulos que necesita,” dice Lance Martin, director comercial de MBO para Norteamérica. “También es una solución idónea para impresores que tienen previsto expandirse, ya que añadir módulos al “aparcamiento” sale más a cuenta que comprar un sistema entero. Si el impresor dispone de varios módulos, solo tiene que hacerlos rodar para colocarlos y montar un sistema de producción de un solo paso.” Aunque algunos retos y tendencias afectan a varios segmentos, cada uno de estos tiene sus particularidades.

a_Drupa_B

La vigencia del correo tradicional

La publicidad directa por correo no ha dicho su última palabra. En cuanto al correo transaccional, si bien ha sufrido un cierto descenso en algunas regiones, tampoco se espera que deje de usarse en el futuro cercano.Pese al auge del márqueting digital –y de las inversiones que las marcas están realizando en los medios digitales–, incluso los consumidores más jóvenes (92%) prefieren la publicidad directa a la hora de tomar una decisión de compra; y si contamos a todo tipo de consumidores, el porcentaje se sitúa en el 67%. Además, según una encuesta de Pitney Bowes, el 76% de las pequeñas empresas afirma que su estrategia ideal de márqueting es la que combina comunicaciones tanto impresas como digitales.

En el ámbito de la publicidad directa, la automatización es fundamental tanto para ahorrar costes como para evitar errores. Aparte de una encartadora automática, busque sistemas de inspección y generación de informes en tiempo real, como por ejemplo los de Ironsides Technology, Videk u otros.

La automatización está ya muy presente en la producción de publicidad directa y correo transaccional, pero aún puede ir a más. Un buen ejemplo es el de la británica Capita Document & Information Services, que ha implantado un sistema de producción casi 100% automático. Capita recurrió a Ironsides Technology porque quería automatizar el seguimiento de la producción. El resultado es un sistema que integra todo el flujo de trabajo y aporta funciones de control de calidad y generación de informes en tiempo real. Con este sistema integral, Capita puede supervisar todo el proceso de producción, desde la composición hasta la preparación final antes de que el material entre en el flujo de correo. Además, los operarios rara vez tocan los paquetes de correo, ni siquiera cuando es necesario reimprimir. Gracias a esta solución, los responsables de producción saben exactamente en qué fase del proceso se encuentran cada una de las páginas, lo que permite gestionar las operaciones de manera mucho más eficaz.

Acabado con valor añadido

Independientemente de la tecnología de impresión, cada vez hay más sistemas digitales de acabado que aportan valor añadido al producto impreso final, además de que acortan el ciclo de comercialización, reducen las mermas y permiten realizar el acabado de tiradas cortas y medianas de forma rentable. En este sentido, tanto los compradores de impresión como las asociaciones sectoriales reconocen sus ventajas. Este tipo de sistemas avanzados de acabado ayudan a diferenciarse y a evitar que los clientes solo compren por precio.

La empresa israelí Highcon ganó hace poco el premio a la innovación InterTech 2015 que otorga la asociación Printing Industries of America por su máquina digital de corte, hendido y troquelado láser para papel, etiquetas, cartón plegable y microcanal, presentada en la drupa 2012. Boutwell Owens fue la primera empresa norteamericana de manipulado de envases en instalar el sistema de Highcon. Aparte de producir tiradas cortas de manera rentable y acortar el ciclo de comercialización, esta clase de sistemas digitales generan nuevas posibilidades para las marcas, los diseñadores, los impresores y las empresas de manipulado.

“Durante años se le ha dicho al diseñador estructural que había cosas que no se podían hacer, pero ahora todo es posible, ya no hay límites. Las posibilidades son inmensas, y el coste y el utillaje ya no son obstáculos. La gente puede hacer cosas que jamás habría imaginado,” Ward McLaughlin, consejero delegado de Boutwell Owens.

Otros proveedores que ofrecen sistemas de acabado digitales que aportan valor añadido son Scodix, cuyas máquinas digitales permiten añadir efectos de brillo y gofrado de densidad variable, así como estampado metálico; o MGI, con sus unidades de barnizado y estampación metálica. Otros, como Kama, Therm-o-Type, Hunkeler o Standard Finishing, ofrecen sistemas de corte y perforación especiales para tiradas cortas. Kama también ofrece estampación en caliente, gofrado y hologramas en registro para dar más valor añadido todavía.

Fabricantes de impresoras digitales como Canon, EFI, HP Indigo, Kodak, Ricoh, Xeikon y Xerox se están asociando con estos proveedores para ofrecer sistemas en línea e intermedios de troquelado láser, barnizado y otras funciones avanzadas de acabado para tiradas medianas, cortas e incluso de ejemplares sueltos. Asimismo, las máquinas digitales de estas marcas ofrecen tóners transparentes que actúan como barniz y además dan lustre a las imágenes.

Todas estas posibilidades impulsan el valor añadido de los productos impresos con acabados brillantes o mate, gofrado digital, estampado metálico, cortes innovadores y otros efectos. Estos acabados especiales permiten al impresor diferenciarse de la competencia, contribuyen a llamar la atención del consumidor y ayudan a las marcas a transmitir los mensajes de una forma difícil de conseguir con la comunicación digital.

En la drupa 2016, busque a estos proveedores y a muchos otros, quienes estarán exhibiendo unidades avanzadas de acabado que aportan valor añadido y se han diseñado teniendo en cuenta los requisitos actuales del mercado. Verá hasta dónde llega la innovación. a_Drupa_C

Perfección envasada

Las empresas de manipulado de envases también se benefician de los flujos de trabajo digitales. Las técnicas digitales de troquelado y acabado mencionadas, combinadas con la impresión digital, facilitan el hecho de que las empresas de manipulado no solo puedan ofrecer tiradas cortas, sino que también puedan producir maquetas y muestras de manera rápida y rentable, y, además, a menudo con los mismos materiales y procesos del producto final.

Hay en el mercado una variedad cada vez mayor de mesas de corte de proveedores como Esko, Mimaki y Zund diseñadas para producir tiradas cortas de ejemplares acabados, que pueden ser productos finales o muestras/maquetas para segmentos como el envasado, la impresión comercial y la rotulación/cartelería. Estas empresas también ofrecen software sofisticado, como el programa i-Cut Suite de Esko, así como conjuntos de herramientas que aceleran la preparación e incrementan la facilidad de uso y la eficacia de estos equipos.

Como lo demuestra el crecimiento que están experimentando estas soluciones, la capacidad de producir ejemplares sueltos o tiradas cortas de forma rápida y precisa en una gama amplia de aplicaciones se ha vuelto una necesidad común en la industria de las artes gráficas,” Jef Stoffels, director de márqueting corporativo de Esko.

Algunos fabricantes de equipos de envasado como Bobst buscan aumentar la eficacia, acortar el tiempo de preparación de sus sistemas de etiquetas, materiales flexibles, cartón plegable y cartón ondulado, y ofrecer productos que se integren con el resto de tecnologías que usan las empresas de manipulado. La compra reciente por parte de Bobst de una participación mayoritaria de Nuova GUIDUE, una empresa que ofrece soluciones digitales para los mercados de las etiquetas y el envasado desde el año 2000, manda un mensaje claro sobre sus intenciones futuras. Esta tendencia continuará y se agudizará. Estas empresas también apuntan a fases anteriores del proceso de producción. Por ejemplo, en el informe anual de Bobst de 2014, puede leerse una frase ilustrativa sobre la estrategia de la empresa: “En el segmento de las soluciones digitales de envasado, en 2015 instalaremos series cortas de máquinas de impresión digital en centros de producción de cartón ondulado.”

En el otro extremo, los fabricantes de impresoras se desplazan hacia las fases posteriores del proceso de producción. Heidelberg, por ejemplo, cerró un acuerdo de externalización con el fabricante chino Masterwork Machinery en 2014 que dio como resultado una nueva guillotina y otras novedades en su línea de plegadoras-encoladoras ese mismo año.

Libros y más

La impresión de libros es un segmento en el que la tecnología digital ha tenido una influencia considerable, tanto en la impresión propiamente dicha como en el acabado. Muchos impresores editoriales han implantado tecnologías de impresión por inyección de tinta para sustituir máquinas offset, sobre todo a medida que la calidad de las primeras aumenta y el abanico de soportes funcionales se amplía. Las líneas digitales para encuadernar libros también se están extendiendo.

Por ejemplo, en sus jornadas Innovation Days, Hunkeler desveló una solución avanzada para tiradas cortas de libros. El sistema empieza con un encolado previo en frío del libro para evitar que las páginas se escurran durante el resto del proceso de encuadernación. Las dimensiones de los libros pueden ajustarse de forma dinámica, de modo que cada libro que sale de la línea puede tener un tamaño y grosor diferente. Los bloques de páginas encolados pasan a continuación a una encuadernadora en rústica en línea, que puede ser de distintos fabricantes. Este es solo un ejemplo de las diversas soluciones avanzadas de encuadernación que los impresores de libros tienen a su disposición.

Otra solución interesante es la apiladora de Horizon para impresoras digitales de formato B2, que convierte las hojas B2 impresas digitalmente en cualquier formato de hoja necesario (A6 como mínimo) y ordena las páginas resultantes en un proceso general en el que la intervención manual es mínima. Por su parte, MBO propone un sistema de producción de libros que admite varios formatos, pliegos, recuento de páginas, etc. Además, Horizon, Kolbus y otros fabricantes tienen líneas automáticas de acabado de libros que pueden configurarse según las necesidades de fabricación de cada cliente ‒producción digital o tradicional‒ y permiten encuadernar libros tanto en rústica como en tapa dura de manera eficaz.

El impresor editorial israelí Cordoba añadió el sistema modular de encuadernación de Hunkeler a su impresora industrial por inyección de tinta Kodak este año. La configuración es intermedia y el objetivo es producir tiradas más cortas tras un cambio legislativo en Israel que impide realizar grandes descuentos a los libros, una práctica hasta ahora habitual en el país. Como consecuencia, el volumen de impresión de libros en B/N de la empresa descendió entre un 60 y un 70%, por lo que la tecnología offset no resultaba rentable para determinados títulos. El impresor necesitaba instalar una solución rápidamente.

Además, para los libros en rústica, el contracolado es importante para imprimir las portadas. Proveedores de sistemas de contracolado como Neschen y Sihl están trabajando intensamente para adaptar las tecnologías a la variedad cada vez mayor de tipos de tóner y tinta de los equipos digitales con el objetivo de ofrecer una buena adherencia.

Conclusiones

Si la postimpresión genera atascos en su empresa, o si está pensando en adquirir una impresora nueva, empiece pensando en el final. Asegúrese de implicar a los proveedores de sistemas de acabado durante el proceso de evaluación para beneficiarse de sus conocimientos y tener la certeza de que adquiere la configuración que mejor se ajuste a sus requisitos. La mayoría de estos proveedores puede asesorarle antes de comprar para asegurarse de que toma las decisiones adecuadas en este ámbito tan relevante.

Tenga en cuenta que, en la postimpresión, es muy importante que la configuración sea flexible –que permita añadir o quitar módulos, reconfigurar al momento, etc.– y pueda adaptarse a los nuevos requisitos o a las tecnologías que lleguen al mercado y permitan mejorar la productividad del acabado. En la drupa 2016, no se olvide de la «Cenicienta»: aproveche para conocer los últimos avances del segmento del acabado, básicos para mejorar la eficacia de su negocio.

Resumen ejecutivo

En la drupa 2016, la postimpresión dejará de ser la «Cenicienta» de la industria. Las tareas de preimpresión e impresión ya se benefician de tecnologías que aceleran el proceso de producción, pero, para muchas empresas, la postimpresión todavía es un cuello de botella. Según Darryl Danielli, redactor jefe de PrintWeek, “tradicionalmente, la postimpresión ha sido la “Cenicienta” de sector: se ha dado por supuesta, se ha infravalorado y se ha ignorado. Sin embargo, a medida que se reducen las tiradas y aumenta la presión para acortar los plazos de entrega, los avances en la automatización y la integración de la postimpresión cobran cada vez más importancia.”

Todos los segmentos ‒impresión transaccional, publicidad directa, impresión comercial o envases‒ se enfrentan a los retos que supone producir tiradas más cortas, en menos tiempo y con versiones diferentes y contenido variable. La automatización en la preimpresión y la impresión es vital para que los procesos sean eficaces y para que estos desafíos puedan superarse, pero posiblemente en la postimpresión aún lo sea más. Piense en el coste que representan los fallos en la fase de postimpresión: bien hay que producir ejemplares de sobras por si hay errores, bien hay que reimprimir el trabajo. Por otro lado, si la postimpresión retrasa su proceso de producción, puede que no cumpla los compromisos de entrega, lo que genera problemas tanto para el cliente como para el impresor.

Por eso es importante empezar pensando en el final. Independientemente del segmento de mercado, conocer bien los requisitos de postimpresión al presupuestar y planificar un trabajo es absolutamente fundamental. Además, si eliminamos de la fase de acabado todos los puntos de intervención manual que podamos, seremos capaces de cumplir e incluso superar las expectativas del cliente.

La Drupa 2016 es una oportunidad excelente para que impresores y empresas de manipulado de envases conozcan las últimas novedades de la postimpresión y hablen con los proveedores sobre sus necesidades. En este artículo, encontrará un resumen de la oferta y las tendencias actuales que aporta un buen punto de partida antes de visitar la feria Drupa.

a_Drupa_D

Cary Sherburne
Escritora, Periodista y Consultora

Fuente: www.industriagraficaonline.com

Escribe tu comentario aquí

Looking for something?

Use the form below to search the site:


Still not finding what you're looking for? Drop a comment on a post or contact us so we can take care of it!

Visit our friends!

A few highly recommended friends...