“Las tecnologías digitales están democratizando lo que es el empaque”.

Entrevista de la revista VAS 4.0 a Miguel Leyva, South America Channel Manager, de Scodix


¿Cuáles son las principales innovaciones que Scodix está aportando hoy al mercado?
Para responder esta pregunta es importante irse al génesis de la compañía y entender por qué se fundó; hoy en día, en la industria gráfica la impresión está bastante resuelta. Ya sea con Offset Digital, con Xerox, con Heidelberg. Sin embargo, el embellecimiento del producto no estaba resuelto, porque todo eso hoy se hace de una forma eficiente para cierto tiempo de tiraje, pero hay un rango en terminaciones (hot stamping, serigrafía, embossing, braille), que en un dispositivo digital se hace de una forma bastante mecánica y que no ha evolucionado en 20 ó 30 años, con máquinas más rápidas o más lentas, pero sigue siendo el mismo proceso. Entonces, Scodix se formó con dos ingenieros que venían de HP pensando en digitalizar el proceso de embellecimiento del producto; eso es lo que estamos haciendo, y estamos revolucionando el mundo en el tema de las terminaciones digitales.

¿Qué están haciendo hoy como compañía en innovación?
Hoy con Scodix es innovación, ( junto a muchos de los productos que tenemos) estamos convirtiendo la impresión en una sensación: la puedes también tocar. Por ejemplo, si quieres tocar el cuero de una cartera o el cuero de un zapato, sentir un poco el volumen que tiene una joya… Todo eso se puede hacer con nuestro sistema, porque básicamente es un polímero que coloca una resina sobre el papel y consigue que tengas distintos niveles, distintas alturas, distintas sensaciones. Puedes ver las impresiones y sentirlas.

¿Qué sucede con la impresión en 3D?
Hoy día la impresión 3D en el sector packaging la verdad es que no ha prendido tanto; el 3D está más orientado a la arquitectura y a la parte del diseño industrial. Hay algunas empresas israelíes que están haciendo, por ejemplo, lo que eran las figuras en los cines (que originalmente era un proceso muy artesanal) con impresión en máquinas gigantes en 3D.

¿Cuáles son los principales desafíos para los propietarios de marca y para los proveedores en materia de packaging?
Qué buena pregunta. Creo que hoy hay una gran presión; cada día más, nosotros estamos haciendo un trabajo gigantesco con los dueños de marcas y eso genera a la vez una enorme presión para las empresas de packaging; muchas veces, hoy pasa a nivel de envases, que el dueño de la marca, los directores o los jefes de compra no saben las tecnologías que hay en el mercado disponible, por lo tanto no se genera ese círculo de necesidad. Pero hoy lo está haciendo Hewlett-Packard con Indigo, lo estamos haciendo nosotros con Scodix. Hay otra empresa israelí que se llama Highcon de muy alta tecnología que lo que hacen es trabajar con Unilever, Procter & Gamble, Coca Cola, etc., mostrándole “señores, esto podemos hacer, esto existe en el mercado hoy: esto es posible ¡pídanlo! Porque ellos lo tienen que hacer”.

¿Puedes darnos algún caso icónico, como ejemplo?
Creo que un excelente ejemplo es lo que se hizo con la campaña de los nombres en las latas de Coca Cola. En Europa, Estados Unidos y México se hizo totalmente con tecnología digital, pero acá se hizo con el proceso convencional. Pudo ser por un tema de costo, no sé. Pero se hizo de esa forma y no fue tanto el éxito. Porque en los sistemas convencionales tú no podías hacer lotes con nombres personalizados; entonces, llegabas a un supermercado con puras botellas de Pedro, y se perdía el sentido inicial de la campaña.

¿Cuál es la necesidad de la marca hoy?
Las marcas requieren salir al mercado lo más rápido posible. Tener un proceso de estudio de mercado inmediato, a la semana. Hoy una caja de un producto determinado no dura dos meses con el mismo diseño: hay un estudio que indica que si pasan más de dos meses, pasa a ser parte del mobiliario del supermercado porque deja de generar Impacto. Los cereales en el fondo los compran los niños. Así que mientras más complementos incluyas en el producto, adquiere más relevancia: para esto, la personalización y la segmentación son determinantes. Hoy, el mundo está presionando para allá y las marcas están presionando en la misma dirección.

¿Cómo ha sido la expansión global de Scodix en los últimos años?
Scodix es una empresa extremadamente joven; fuimos fundados el año 2007, creo que la primera aparición grande la tuvimos en la Drupa del 2012 con una solución bastante buena porque era la solución tecnología que había en ese minuto, y tuvimos bastante éxito en la región. En ese tiempo se vendieron aproximadamente 20 máquinas, y hoy tenemos participación en todo Centroamérica. En Chile tenemos una participación gigantesca, con ocho máquinas instaladas en el corto plazo. Hoy estamos en China, en India, en todos los continentes; a nivel global tenemos cerca de 400 máquinas instaladas, en diciembre pasado hicimos la instalación o lanzamiento de una máquina que ya viene a cubrir el mercado de lotes menores, con velocidades y costos de producción industriales, y eso va a ser sin duda el futuro de la Industria.

¿Cómo abordan el tópico de los costos?
Nosotros hoy podemos bajar tremendamente los costos; todas las industrias tienen una necesidad fuerte e importante de lo que es automatización de procesos y ahí estamos nosotros. Lo que antes hacían en seis o siete pasos, nosotros lo hacemos en uno y con una sola máquina, y por lo tanto con sólo un operador. Hoy hay una presión muy fuerte por automatizar y bajar los costos de producción; para calcular o invertir en una prensa digital hay un cálculo de retorno de inversión. Desde ahí, ya estamos cubriendo casi el 90% de los volúmenes de impresión en Chile.

¿Que tan importante es el acabado digital para garantizar productos diferenciadores?
Nos hemos dado cuenta de que el proceso de impresión no impacta en un costo final más allá de un 5 ó 6%; el resto, es todo terminación. Si tú buscas un acabado un poco más fino como un agente diferenciador, hay estudios que indican que los clientes están dispuestos a pagar un precio adicional. El problema es que le sacan muchas veces las terminaciones, pero con ello terminan sacándole el atractivo al producto, aunque le bajes el costo. Lindas terminaciones y acabados diferenciados significan finalmente que el cliente va a poder vender ese producto mucho más caro.

¿Que se esconde tras este aparente ahorro?
En Chile el mercado está acostumbrado, y al mercado global también le cuesta mucho invertir para ganar. Si el producto es mucho más atractivo va a ganar más, pero no se hace ese esfuerzo. No se toma el riesgo; por fortuna, hay empresas que aquí están tomando ese riesgo y les va muy bien. El consumidor chileno cambió hace rato: si tú quieres un producto o un servicio de excelencia, estás dispuesto a pagar un poco más. Es absolutamente aplicable para todo.

¿Cómo se maneja, desde la estrategia, la combinación de elementos?
Nosotros no llegamos al mercado diciendo que somos los reyes del mambo y queremos cambiar la industria, así que bota todas tus máquinas. Partimos como un complemento. Hoy las empresas en Chile tienen tiraje de menos de 3000; también hay empresas especializadas con producción de más de un millón de cajas, pero esas mismas empresas créeme que no cotizan trabajos que son de tremendo valor agregado, porque dentro de sus procesos productivos no los pueden procesar. O sea, si estoy procesando un millón ¿cómo voy a procesar 2000 cajas? Entonces, nosotros le decimos “señores, hagan lo mismo, pero cuando les toquen esas 2000 cajitas, háganlo acá: conserven sus procesos de eficiencia de largo tiraje y los de menor, háganlo con nosotros”.

Entonces, ¿el criterio de Scodix es privilegiar la calidad, por sobre la cantidad?
Así es. En maquillaje, por ejemplo, hacen 150 muestras reales y mandan hacer 150 cajas, con 150 modelos distintos; por lo tanto es un volumen de negocio importante, lo mismo hacen las farmacéuticas. Entonces, con nosotros ustedes están optando a un packaging un poco más premium. El tema es que estas grandes empresas que son gigantes en el proceso del packaging y de diseño llegan a lo que es el trabajo terminado y no es atractivo, pero lo que allí vale es el volumen. Hoy, yo creo que todos están buscando algo premium.

¿Cuáles son los indicadores que corresponden a los próximos desafíos para Scodix?
Tenemos que potenciar la participación en las empresas de tamaño mediano, que ya lo estamos haciendo y es progresivo. En Chile en menos de un año (2016-2017) doblamos el parque instalado de máquinas, y ahora estamos con el proceso de instalación de otras máquinas. Lo mismo está pasando en el resto del mundo; hoy somos una empresa mediana todavía, tenemos que tomar una participación en el mercado importante y eso cuesta. Hoy nuestro desafío es crecer, posicionarnos y tener estable la máquina más grande B1 que es la máquina E106. Tenemos que ir a sacar la Beta (que ya salió este año) y entrar con esa máquina al mercado porque si hablamos 100% del rubro del packaging, esa es la máquina indicada

¿Como reacciona Scodix con la velocidad de la innovación y de los cambios?
Estamos en la Meca de la innovación, es más ¡Somos la innovación! Los más grandes avances en la industria de impresión digital, en terminaciones e incluso en la parte de troquelado láser corresponde a empresas israelíes, que partió hace mucho tiempo con la HP Indigo de Benny Landa en el año ochenta y algo. Nosotros estamos en la misma zona, son los mismos ingenieros. Nuestra empresa trabaja con cinco Doctores en química para desarrollar todos nuestros procesos y revisar las materias primas que utilizamos. Creo que estamos liderando nuestra área de negocio, estamos a la vanguardia ya que la tecnología que utilizamos es de última generación y vamos de alguna manera empujando y tentando al mercado. Nos hemos vuelto un estándar: hoy los diseñadores piden la terminación Scodix, las cotizaciones llegan a las empresas de packaging pidiendo nuestra terminación. Hoy hacemos seminarios gratuitos online para diseñadores.

¿Qué tan proporcional es el valor de la innovación con respecto del producto final?
Te voy a responder lo mismo que le digo a nuestros clientes: los proyectos no se evalúan por si es más caro o es más barato, se evalúan por flujo. ¿Qué significa esto? Si hoy en un sistema convencional me gasto 10 y con esto me gasto 8, ya los números te dan. Si el cliente firma un cheque por 10 y gasta los mismos 10 ya le da, porque con nuestra tecnología tiene la máquina en casa, hace las pruebas cuando quiera, y ya está.

¿Cuáles son las principales diferencias, si es que las hay, entre el mercado chileno y el resto del mundo?
Me sorprende mucho que en el mercado chileno todavía no tenga una entrada fuerte en el “web to print”. Pese a que ha crecido mucho el mercado online, en la industria de packaging todavía no se aprecia esto. Empresas en Chile que vendan sus productos a través de internet son muy pocas, y con un éxito regular nomás. Creo que en cuanto a tecnología estamos bastante avanzados; el tema de software de flujos de trabajo al interior de las compañías, todo eso está bien. No sé qué ha pasado, pero por un tema cultural no ha pegado el web to print cuando hay empresas en el mundo que ya están haciendo packaging a través de páginas web. Hoy todos piensan que el packaging existe sólo para lo que es una caja de detergente, o una caja de cigarros, o una cajita de cereales Pero hay un mundo de packaging que es un volumen gigantesco, y que son consumidores que andan buscando ese tipo de soluciones.

¿Te refieres a las empresas más pequeñas?
Claro; por ejemplo una panadería de barrio cuando quiere hacer caja para sus tortas, compra la típica caja blanca fea y le pone un sticker, o por ejemplo un campesino que produce miel la vende en un envase estándar y sin etiquetas. Aunque el producto internamente sea una maravilla, le baja todo. Precisamente esas empresas están buscando una solución que nosotros entregamos. Si necesitan 500 cajas, las empresas grandes pueden hacerlas, pero el costo es alto. En el fondo, estas soluciones democratizan un poco el tema de la impresión, porque hoy las empresas más pequeñas que hacen productos de calidad no tienen acceso a menor demanda de envases porque existen pocas empresas que se los hagan. Pero sí la hay afuera: en Italia existe una empresa que a través de su página web te muestra diseños ya predefinidos; son aproximadamente 15 modelos, lo que le suma el diseño. A lo mejor les va a costar el doble que en otro lado, pero va a tener un producto diferenciado. Hoy día, las tecnologías digitales están democratizando lo que es el packaging.

Fuente: www.papiromedia.com

Escribe tu comentario aquí

Looking for something?

Use the form below to search the site:


Still not finding what you're looking for? Drop a comment on a post or contact us so we can take care of it!

Visit our friends!

A few highly recommended friends...