Traducido por Grafix Digital, con autorización de What They Think.

Comentarios y Análisis

¿Quieres una visión del futuro del mundo de los textiles digitales? Skya Nelson de Fed By Threads tiene una perspectiva única en el mercado, y ya está implementando gran parte de ella con el enfoque “De desecho a camisa” de la compañía hacia la vestimenta socialmente responsable y ambientalmente sostenible.

Por Cary Sherburne

Fed By Threads, con sede en Tucson, es una marca de ropa boutique basada en la sostenibilidad ambiental y la responsabilidad social. La compañía comenzó como un pequeño estudio de yoga que producía camisetas cuyas ganancias beneficiaban a un banco de alimentos local. A medida que el enfoque se movía cada vez más hacia la producción de camisetas, el propietario aumentó los ingresos de US $ 12,000 a US $ 300,000 por año con el negocio de pequeña escala.

Los actuales propietarios adquirieron el negocio en 2016 y buscaron maneras de hacerlo crecer más. La directora creativa y copropietaria, Skya Nelson, ha estado en el negocio de indumentaria durante 30 años. “Quería descubrir cómo hacer crecer a la empresa”, dijo, “pero al mismo tiempo, encontrar materiales y procesos de fabricación que fueran sostenibles desde el punto de vista ambiental, con todo hecho en los Estados Unidos. Una parte fundamental del modelo comercial fue continuar apoyando a los bancos de alimentos, y lo hacemos contribuyendo con un 7% a un 10% de las ganancias a estas organizaciones benéficas”.

Marcando la diferencia en el mercado de la ropa

Las estrategias de Nelson han hecho que la empresa tenga un gran éxito y la encaminen a hacer una gran diferencia en la forma en que se fabrica la ropa en Estados Unidos. “Obtenemos todo desde dentro del país”, dijo, “desde las fibras hasta el teñido, el tejido, los procesos de impresión y corte y costura”. Lo llamamos “del desecho a la camisa”. También nos tomamos grandes molestias para construir nuestra ropa con la diversidad corporal en mente, con la aceptación inherente de los tipos de cuerpos comunes en los Estados Unidos hoy en día.

Entre los criterios para nuestros socios de fabricación estuvo la reducción del uso de agua en el proceso de fabricación, la eliminación de cualquier sustancia química tóxica del proceso de fabricación, el uso exclusivo de materiales sostenibles y más. Trabajamos con socios existentes durante un año para darles tiempo de hacer la transición; aquellos que no pudieron fueron dejados en el camino. Ahora contamos con una cartera de socios sólida y en constante crecimiento, tan dedicados a estos principios como nosotros”. La compañía está trabajando actualmente con cerca de 21 plantas diferentes en todo Estados Unidos.

Nelson cree que Fed By Threads es el “perro superior transparente en la cadena alimentaria para la ropa sostenible”. Él agrega, “Lo que comenzó como un pequeño negocio, ayudando a apoyar a los bancos de alimentos locales, se ha transformado en una operación significativa. Uno de los primeros impulsores de este crecimiento fue nuestra asociación con Feeding America , una organización de alivio del hambre que dona alrededor de $ 4 mil millones en alimentos por año a más de 200 bancos comunitarios de alimentos en todo el país. “Somos el proveedor exclusivo de ropa para la organización”, explica Nelson, “y también han instruido a sus bancos de alimentos afiliados que también nos usen como su proveedor exclusivo de indumentaria”.

Aceptación corporativa

Pero la expansión no se detuvo allí. Fed By Threads también ha acumulado una impresionante cartera de clientes corporativos. “Hemos trabajado principalmente con empresas más pequeñas”, dice Nelson, “pero estamos viendo un creciente interés en nuestro enfoque de sostenibilidad por parte de las empresas más grandes. Un cliente para el que somos el proveedor exclusivo de ropa tiene 60,000 empleados, por ejemplo”.

Fed By Threads ofrece artículos tales como camisetas de voluntarios corporativos, uniformes de empleados, jerseys y baberos para programas auxiliares, como equipos de carreras de ciclismo, e incluso uniformes de mascotas para eventos deportivos. En otro movimiento innovador, la compañía trabajó con un cliente para sustituir capas por camisetas para eventos infantiles. “Los niños superan las camisetas rápidamente o pierden interés en ellas”, dice Nelson, “pero estimamos que utilizarán estas capas durante varios años, por lo que hace una diferencia desde una perspectiva de sostenibilidad. Además, ¡las capas son geniales! “Las capas están hechas de tela ecológica de Carr Textile que es una mezcla de algodón orgánico y fibra de poliéster hecha de botellas de agua recicladas.

Fed By Threads tiene su propia operación de impresión y corte y costura, complementada por socios donde los volúmenes son demasiado altos para producir internamente. La compañía utiliza un sistema automatizado de impresión de pantalla de ROQ de 8 colores. “Podemos obtener una buena cantidad de volumen de este sistema”, afirma Nelson. “Con ocho parrillas en dos turnos, pudimos producir 150 capas para niños en una semana para un evento de un cliente”.

Una de las principales fuentes de nuevos negocios de la compañía es la gente que ha visto sus camisetas en los eventos. “Aman la sensación de la camisa”, dice Nelson, “y cuando se enteran del aspecto de sostenibilidad y responsabilidad social, el trato se cierra básicamente”.

Más innovación por venir

Fed By Threads continúa expandiendo su alcance y sus ofertas. “En 2018”, informa Nelson, “presentaremos un nuevo producto 100% reciclado, compuesto por 50% de algodón orgánico reciclado y 50% de botellas de plástico reciclado, que trabajará con una empresa de Nueva York. Molerán, desmotarán, teñirán y tejen, básicamente del desperdicio a la camisa” bajo un mismo techo, lo que permite una cadena de suministro mucho más compacta y eficiente. Nuestro objetivo es cambiar aproximadamente dos tercios de nuestra mercancía a este nuevo tejido. Es una fibra única que nadie más tiene. Debido a nuestro volumen, podremos producir 100% de material reciclado por menos de lo que podemos producir 100% algodón orgánico no reciclado. Estamos en el comienzo de esta revolución, y estamos entusiasmados con saber hasta dónde podemos llevarla”.

Una visión convincente del futuro de la fabricación de prendas de vestir

Fed By Threads también tiene un buen ojo para el futuro. Esto incluye la posibilidad de que los clientes reciclen su ropa. “Uno de los mayores problemas con las fibras recicladas es poder determinar primero, cuál es y luego cuál es la mejor manera de reciclarlo”, explica Nelson. “Si no puede leer las etiquetas porque se han desvanecido o se han eliminado, es difícil saber qué tela es. Así que estamos tejiendo códigos QR en las fibras. De esta forma, un escaneo del área con código de barras debajo de la axila, que no es realmente visible para el ojo humano, puede decirnos cuál es el meterial. Nuestro plan es ofrecer a los clientes un 5% de descuento en futuros pedidos con la devolución del pedido anterior. Leemos las etiquetas o códigos QR, usamos el material, lo separamos en contenedores de fibra y lo convertimos en pellets que luego pueden reconstituirse como hilo. Los clientes más grandes pueden devolver sus camisas, y les enviamos camisetas nuevas, ¡básicamente hechas de las anteriores! Esto es muy importante, tanto económica como ambientalmente. Algunos de nuestros clientes más grandes gastan más de $ 1 millón por año en ropa para sus empleados y la comunidad”.

Otra visión futura que Nelson tiene es agregar micro-fábricas que usan impresión digital. “Creemos que se trata de fábricas locales que emplean a un par de cientos de personas. Hemos estado buscando diferentes soluciones y hemos quedado impresionados con la oferta de micro-fábricas de EFI para textiles. Se trata de una solución completa y de extremo a extremo junto con algunos de sus socios. Estamos trabajando con opciones de financiación, pero esperamos poder lanzar nuestra primera micro-fabrica en un plazo relativamente corto”.

Tomando la visión aún más lejos en el futuro, Nelson dice: “Cuando la micro fábrica se convierte en una unidad mural de nano-fábrica, las personas pueden instalarlas en sus hogares. Cada humano tendría aproximadamente 100 libras de materia prima que podrían continuar reciclando y volviendo a colorear. Posiblemente, podría reciclar su ropa cada noche e imprimir nuevas en la mañana. Estamos trabajando con una compañía de software que tiene tecnología 3D y que trabaja con camisetas impresas en 3D que se sienten como una camisa normal. Probablemente estamos pensando entre cinco y diez años para que esto comience a ser una realidad”.

Fuente: www,whattheythink.com

Escribe tu comentario aquí

Looking for something?

Use the form below to search the site:


Still not finding what you're looking for? Drop a comment on a post or contact us so we can take care of it!

Visit our friends!

A few highly recommended friends...