El año pasado el sector textil exportó US$194 millones, un alza de 5,2% frente a 2016. De este total, los vestidos de baño representaron US$20,1 millones, un segmento donde el precio promedio por unidad estaba entre US$50 y US$120.
Con estas variables, las compañías dedicadas al beachwear pasan por uno de sus mejores momentos y esperan que en 10 años las ventas en el exterior hayan subido 40%. LR habló con empresarios del sector quienes señalaron los cinco motivos por los que la demanda de estas prendas ha tenido éxito por fuera.

1. alta variedad de marcas
Cerca de 35% de los expositores que están en Colombiamoda 2018, son empresas dedicadas a la producción de trajes de baño. El presidente de Inexmoda, Carlos Eduardo Botero, explicó que la variedad de marcas es una de las causas del éxito. En el país se cuentan por lo menos 170 empresas dedicadas a la categoría “esto genera entre ellas una competencia que se traduce en mayor innovación y calidad”. Estudios de Euromonitor apuntan a que 40% de la participación del mercado se concentra en Leonisa, Onda de Mar y Alternativa de Moda, y el restante se refleja en emprendimientos o diseñadores independientes dedicados a vender fuera de Colombia.

2. Confección innovadora
El presidente de Onda de Mar, Germán Carvajal, dijo que “la tradición del país en la confección es evidente desde hace años, por eso, a nivel internacional se reconoce que los vestidos de baño tienen una fuerte carga de innovación local por medio de prendas que muchas veces son 90% con telas colombianas. El método de confección es artesanal en la mayoría de los casos, bordados a mano y los diseños llaman la atención por el uso de colores vivos”.

3. El impulso de los TLC
El presidente de Maaji, Miguel Piedrahita, explicó que gracias a los acuerdos comerciales que tiene Colombia principalmente el TLC con Estados Unidos y con la Unión Europea “se ha permitido que las prendas entren con mejores condiciones arancelarias. Se abrió un mercado de 700 millones de consumidores y eso que aún está pendiente que se refuercen otros con Costa Rica, Corea del Sur y la Alianza del Pacífico que podría aportar más”.

4. Precios altos en el exterior
Llama la atención que, por cada 10 marcas de trajes de baño colombianas, por lo menos, siete venden dentro del país pero por internet, sin tiendas físicas.
Esto se debe, según Natalia Gaviria, directora de la marca de lujo Cosita Linda, a que “el consumo colombiano aún es bajo, el índice de confianza al consumidor no está en su mejor momento, por eso un vestido de baño de US$100 no lo pagan las personas aquí, mientras que en otros países esto sí se aprecia más. Por esto, es que hay cientos de marcas locales que no se conocen en Bogotá o Medellín, pero sí en otros países”.

Fuente: www.larepublica.co

Escribe tu comentario aquí

Looking for something?

Use the form below to search the site:


Still not finding what you're looking for? Drop a comment on a post or contact us so we can take care of it!

Visit our friends!

A few highly recommended friends...