Traducido y publicado en http://www.grafix.com.co/ con autorización de wattheythink.com

Todos sabemos lo importante que son las métricas para el éxito de un negocio. Los dichos: “Lo que no se planea no se hará”, e incluso, “Si no se planeo, no fue así”, se han convertido en proverbios. Los informes mensuales de los estados financieros detallados e indicadores clave de rendimiento son comunes en empresas grandes y pequeñas por igual.

Para gente de negocios, esta es nuestra tarjeta de informe. Es la base del “ranking” de nosotros mismos, tanto dentro como fuera de nuestra empresa. Con todo este énfasis en la medición y la métrica, ¿por qué tantas organizaciones parecen incapaces de cambiar y mejorar sus negocios, o ver los próximos números?

A pesar del énfasis en la medición y la métrica, dos cosas se han perdido. La primera es que la mayoría de las métricas a las que les hacemos un seguimiento y reportamos, y a las que damos más importancia son de hecho las medidas de “resultados”. Los ingresos que generamos es el resultado de la actividad de ventas y las estadísticas de calidad son los resultados del proceso de producción y actividad. Todos estas reflejan lo que ya ha sucedido, y no son, en sí mismos, acciones concretas. Con el fin de hacer un cambio en los resultados, la atención debe centrarse en los factores que conducen a los resultados. Las mediciones “Gúia” proporcionan un medio de seguimiento de los componentes del proceso y la actividad que se puede tomar para mejorar los resultados. Al medir las actividades guiadas, también se puede comenzar a predecir lo que sucederá con las métricas de los resultados. Usando el ejemplo de los ingresos de nuevo, si usted se centra en la actividad de cotización y la tasa de cierre y la forma en que estas medidas de tendencia, serán capaces de impactar en los ingresos. Para afectar el tiempo de calidad y entrega, la atención debe estar en el avance de rendimiento para el primer paso del proceso. Las mejoras en el avance de rendimiento del primer paso, mejora la calidad y reduce el tiempo total requerido para completar un trabajo.

En segundo lugar, a menudo hay una tendencia a mirar a mediciones individuales de forma aislada. Los resultados de las mediciones son fáciles de poner en segmentos individuales para hacer enfoque. Para entender realmente lo que está pasando en el negocio o función y efectuar el cambio positivo que debemos mirar a las interacciones entre las diferentes actividades, y las tendencias de los indicadores de la guía.

Por ejemplo, un aumento del tiempo de ciclo del proceso general sería una mala tendencia, sin embargo, si el tiempo de ciclo mayor se combina con un aumento del volumen de trabajo o el desarrollo de un nuevo trabajo, el aumento del tiempo de ciclo puede ser temporal, o si no se relaciona el volumen, será negativo.

Como más y más organizaciones estén adoptando cuadros de mando como una herramienta útil en la gestión de sus negocios, incluidos los parámetros de dichas guías, y la integración de las funciones relacionadas en los cuadros de mando, todo esto ayudará a optimizar los resultados.

Copyright © 2011 WhatTheyThink.
All Rights Reserved

Tagged with:
 

Escribe tu comentario aquí

Looking for something?

Use the form below to search the site:


Still not finding what you're looking for? Drop a comment on a post or contact us so we can take care of it!

Visit our friends!

A few highly recommended friends...