Panamericana le apuesta a la industria de etiquetas y plegadizas

Kelly Quintero-Editora asistente de El Empaque + Conversión, Febrero 2013

Después de una larga experiencia en impresión de formas continuas, Panamericana le apostó al negocio de empaques al presentarse como una gran oportunidad de crecimiento tanto local como regional. Hoy, con disciplina e inversión en tecnología, gana terreno en la industria de etiquetas y cajas plegadizas.

En 1987 nació Panamericana Formas e Impresos, colombiana parte del Grupo Panamericana, con la producción de formas continuas y en 1990 la compañía se aprovisionó de la maquinaria necesaria para involucrarse en el área editorial, uno de sus fuertes desde entonces.

La empresa colombiana, que destaca como estratégica su regular adquisición de tecnología de punta, extendió definitivamente su portafolio al área de empaques –plegadizas y etiquetas- en 2009, como resultado de una decisión gerencial al presenciar el declive del negocio de impresión.

El proceso de la unidad de empaques inició a finales de 2007, cuando impulsados por una tendencia de mercado vislumbraron la oportunidad en la producción de plegadizas. La creación  formal de la Unidad de Negocios de Plegadizas se dio en 2008 con la ampliación de sus recursos en maquinaria, al enfilar plegadoras y troqueladoras en el nuevo negocio. La  facturación de las primeras ventas de estos empaques llegó en 2009.

Panamericana Formas e Impresos le apuesta a proyectos de empaques con valor agregado, respaldados con soporte y tecnología de avanzada en troquelado, estampado, repujado, pegado y plegado.

En su adaptación, de la impresión continua a la manufactura de envases, la compañía tomó provecho de su experiencia en la impresión sobre papel e inició el proceso de empaques trabajando el cartón, consciente del reto al que se enfrentaba a la hora de manipular nuevos sustratos y tecnologías.

Los resultados después de pocos años de incursionar en la industria colombiana de plegadizas han dado frutos, pues para 2012 la unidad superó sus ventas en más de 150% y contaba ya con la certificación FSC, que garantiza que el papel utilizado por la compañía proviene de madera de plantaciones forestales cultivadas con responsabilidad. La sostenibilidad es un tema clave para la empresa y un valor agregado en sus ofertas.

Aunque su participación es importante en el mercado colombiano, la empresa ya trabaja en la consecución de una fuerte penetración del mercado latinoamericano, y por qué no, mundial. Recientemente, para ser homologados como proveedores de la alemana Henkel, Panamericana envió muestras impresas hasta la sede  y no solo consiguió el objetivo, sino que obtuvo la más alta calificación dada por la compañía hasta el momento.

Acompañamiento desde el momento cero
En la actualidad Panamericana Formas e Impresos ofrece dos líneas de empaques, una de cajas plegadizas y otra de etiquetas y mangas termoencogibles –aplicación con amplia proyección debido a las tendencias del mercado-, cubriendo desde demandas muy pequeñas con tecnología digital, hasta grandes pedidos con máquinas como la Gallus, que le otorga una capacidad de producción de hasta 20 millones de etiquetas por día.

Juega también un papel importante su unidad de Comunicaciones efectivas, con la que se pretenden desarrollar con éxito y mayor precisión empaques efectivos para casos especiales como proyectos BTL (below the line – formas de comunicación no masivas en el ámbito publicitario), lanzamientos, empaques producidos para fechas especiales, entre otros.

Panamericana ofrece a sus clientes involucrarse desde la etapa del diseño, buscando ofrecer un valor agregado en dicha planeación gráfica y estructural, acompañando al cliente también en la selección de las materias primas y llegando con él hasta el producto final.

Incluso reevalúa los trabajos que llegan a su planta con un desarrollo adelantado, para poder optimizar al máximo la producción, logrando en oportunidades mejoras que impactan positivamente los presupuestos o procesos.

Latinoamérica y la industria farmacéutica, un reto a corto plazo
La capacidad de esta compañía colombiana se extiende a una oferta para todo tipo de industrias, como la cosmética, que requiere envases de mayor valor agregado.

Sin embargo el sector farmacéutico representa un desafío especial debido a su normatividad y exigencias, lo que ha demandado mayor tiempo de afianzamiento que otras industrias, como la de alimentos y cosméticos, en las que la empresa cuenta con una experiencia más sólida.

Panamericana insiste en que la mejor forma de asumir los retos es sumándose a las tendencias, adoptando tecnologías, capacitándose constantemente, buscando nuevas certificaciones e involucrando su experiencia en casa paso.

Por ejemplo, aprovechando sus clientes ubicados fuera de Colombia y sostenidos a través de otras unidades de negocio, Panamericana Formas e Impresos ha empezado a exportar sus empaques y etiquetas.

Hasta el momento la forma de permear el mercado latinoamericano ha sido, además de a través de la expansión del su portafolio con usuarios actuales, de su participación en diferentes ruedas de negocio en países como Perú y Ecuador o en regiones como Centroamérica.

La empresa, que cuenta con una planta en Bogotá, Colombia, aduce que su experiencia en el país le permitirá ingresar de forma confiada al resto de la región pues, afirma, el mercado de empaques tiene un comportamiento similar en toda América Latina. Su capacidad de producción, la tecnología empleada, los diferentes servicios y el acompañamiento al cliente, son sus cartas de presentación.

Renovación tecnológica
En su apuesta por el negocio de empaques, Panamericana ha invertido en tecnología que le permita asumir de forma tranquila todos los retos de su oferta. En el último par de años la compañía ha instalado varias tecnologías para plegadizas; las soluciones más recientes son dos prensas Heidelberg CD Speedmaster de siete unidades, con secado UV, de 72 x 102 cm y capacidad de 15.000 hojas, que reciben sustratos de mayor grosor que el papel, como cartulinas y cartones.

También cuenta con tecnología Brausse  para el doblado y pegado: dos máquinas con cuatro y seis esquinas, de 110 cm; y para el estampado y troquelado: una troqueladora-estampadora de 105 x 75 cm, y una troqueladora de 106 x 75 cm. En cuanto a soluciones flexo, Panamericana instaló en febrero de 2012 dos prensas Gallus EM 430  de 10  colores y una Gallus EM 340 de 8 colores;  una rebobinadora Rotoflex, y formadoras y cortadoras de mangas.

Para complementar estas soluciones flexo, Panamericana produce también con tecnología digital: impresión para etiquetas en corte espiral, con una HP indigo WS6000 y una Digicon serie 2. Además de tecnología para producción, Panamericana Formas e Impresos invirtió en soluciones Esko y una mesa de corte Rotadam para la etapa de creación, para la que ha conformado un grupo de diseñadores gráficos e industriales que aportan el concepto y desarrollo del producto.

Panamericana inaugura su unidad de etiquetas con un premio

Luego de afianzar la línea de plegadizas, la empresa le apuntó a investigar el mercado desde la óptica de las etiquetas, comprenderlo y encontrar cuáles son las necesidades para estructurar cada vez una oferta más sólida, diferencial y acertada.Al ser esta su más reciente incursión, todo es un reto, manifestó la empresa. Sin embargo es de destacar que cuando llevaba solo cuatro meses produciendo etiquetas, Panamericana formas e Impresos se hizo acreedora a una Mención especial por el Segundo lugar en el premio de Andigraf a las etiquetas en el 2012. Ese reconocimiento fue entregado por el diseño, el proceso prepensa, la impresión y los acabados de la etiqueta autoadhesiva Vida saludable Pan Pa’ Ya, producida con tecnología flexográfica.Panamericana Formas e Impresos, aunque continúa aprendiendo del negocio de las etiquetas, se siente confiada en esta línea al haber podido tener desde el principio la oportunidad de fabricar pedidos de gran diversidad: con estampados, en diferentes sustratos como polipropileno, PET, adhesivos, no adhesivos y mangas termoencogibles. Este es un gran avance al tener en cuenta que el área comercial de la unidad de etiquetas se consolidó en marzo-abril de 2012.Ahora, cuando apenas pasa la novedad en esta etapa de Panamericana, que se gestó al identificar la necesidad de la mayor parte de los productos por ser empacados, y de los empaques por contar una historia, por revelar algo más acerca de la marca y del contenido; la compañía no se detiene y ya tiene en la mira aplicaciones flexibles para diferentes industrias, así como también se encuentra en investigación y desarrollo su línea de semicorrugados.

Fuente: http://www.elempaque.com/ee/secciones/EE/ES/MAIN/MERCADOS/MERCADOS/doc_91256_HTML.html?idDocumento=91256

Compartir en:
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
    10
    Shares

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *