Producir libros

Los tirajes largos se seguirán realizando en prensas offset, pero no necesitaremos tantas para producirlos. Todos los demás libros se imprimirán digitalmente, la mitad de ellos en impresoras de rollo y la otra mitad en prensas de hojas.

Todos tendremos que manejar nuevos formatos de libros y sistemas de distribución. Seguiremos produciendo libros en el futuro… de muchas maneras posibles.

En algún momento los editores de libros también los imprimieron. Pero luego notaron que el costo de mantener una compañía de impresión no resultaba tan económico como contratar la impresión y la encuadernación a los impresores comerciales. Con el transcurso de las décadas comenzaron a dedicarse al levantamiento de los textos y la autoedición y reclutaron legiones de trabajadores de medio tiempo.

En 1982 escribí un informe sobre la impresión por demanda y tan sólo dos compañías de impresión (y ningún editor) mostraron interés por el tema. Existía un mayor interés por la malograda prensa Cameron Belt que por cualquier otra cosa. No obstante, las copiadoras habían creado ya un nicho de mercado. En la Universidad de Vermont utilizaban un centro de autorización de derechos de autor y un modelo Ektaprint de Kodak para producir libros por demanda. McGraw-Hill se asoció con R.R. Donnelley para producir libros de texto con especificaciones especiales de los editores. El concepto del libro modular evolucionaba.

Luego entraron en escena Lightning Source y Amazon, y cambiaron los parámetros de la producción de libros. La impresión digital alcanzó la mayoría de edad y se convirtió en el complemento ideal de ese canal universal de distribución conocido como internet. Agregue a esto los libros electrónicos y producirá a los editores de libros un gran dolor de estómago.

El sueño de todo editor (y autor) son los tirajes largos, en un mundo que tiende a los tirajes cortos, cada vez más cortos. Es un hecho ya palpable que el libro consistirá en un puñado de tirajes muy largos, muchos tirajes largos, numerosos tirajes cortos, y una plétora de ediciones únicas. Imprimiremos más títulos pero menos ejemplares.

Los tirajes largos se seguirán realizando en prensas offset, pero no necesitaremos tantas para producirlos. Todos los demás libros se imprimirán digitalmente, la mitad de ellos en impresoras de rollo y la otra mitad en prensas de hojas. Las prensas de hojas utilizarán tóner (algunos las denominan impresoras “láser”) y las de rollo usarán inyección de tinta. El modelo de impresora/prensa de inyección de tinta y alimentación por rollo HP T-300 trabaja con un rollo de papel de 30 pulgadas de ancho. Destacados impresores han adquirido ya este dispositivo. La impresora de inyección de tinta y alimentación por rollo Screen TruePress Jet la venden Screen, Ricoh e InfoPrint y ha establecido ya una base instalada en el trabajo de impresión de libros por demanda y de materiales de apoyo académicos, como las ayudas para los maestros, etc. Kodak ha presentado la impresora/prensa de inyección de tinta Prosper, con una calidad de color semejante a la del offset. Se espera, además, el lanzamiento de otros modelos.

Estas prensas rebajarán los costos de producción y permitirán imprimir aún más libros por demanda. Con el tiempo, casi cualquiera de los títulos de un fondo editorial estará disponible por demanda y la mayoría de los libros que se pidan en línea se imprimirán por esta modalidad.

Al mismo tiempo, los libros electrónicos finalmente cobran fuerza. Recuérdese la novela Riding the Bullet, de Stephen King, que dio inicio a una nueva era en la publicación de libros. Nadie puede predecir las preferencias del público en cuanto a la compra de libros, algo que debe confundir a los editores. Es posible que uno prefiera un libro electrónico cuando viaja, pero luego quiera la versión impresa en la biblioteca. Así es, la gente todavía tiene bibliotecas donde los libros pueden abrirse sin necesidad de una máquina.

Fuente: http://www.artesgraficas.com

Compartir en:
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
    10
    Shares

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *