Punto de partida para el sector textil – confección

El éxito de la feria que se realizó esta semana en Medellín fue el comienzo de los negocios para los empresarios del sector durante este 2015.

colombiatex

La vigésimo séptima edición de Colombiatex de las Américas, la feria más importante del sector confección textil en el continente, terminó con un gran éxito; más de 300 millones de dólares en expectativas de negocios y alrededor de 10.000 compradores, entre ellos 1700 internacionales.
Carlos Eduardo Botero Hoyos, presidente de Inexmoda (Instituto para la Exportación y la Moda), entidad organizadora del evento, habló con el periódico LaTarde sobre las nuevas tendencias que fueron expuestas en la feria y el panorama del sector.
¿Qué es lo que más destaca de lo que se expuso en Colombiatex?
“Vi importantes novedades, todo el pabellón de insumos me llamó mucho la atención, todo lo que tiene que ver con la categoría de denim, todo lo que tiene que ver con las propuestas en ese sentido, telas mucho más livianas, propuestas asociadas también a productos mucho más amigables con el medio ambiente; también fue interesante todo el pabellón de maquinaria”.
En lo relacionado con maquinaria, ¿cuál es la tendencia?
“Yo creo que se ve una tendencia nuevamente en lo que es la estampación e impresión digital, creo que es un tema bastante activo y se vio mucho en la feria; máquinas de coser mucho más eficientes, que le permitan al confeccionista aprovechar mejor su tiempo para ser mucho más competitivo y básicamente es una serie de ayudas tecnológicas que permiten a este sector ser mucho más competitivo”.
¿Cuál es la tendencia en insumos?
“Hoy en día los insumos, como el botón por ejemplo, no cumple solamente la función de cerrarnos un pantalón o una camisa, sino que se incorpora también en materia de moda esa prenda, con el cierre no simplemente es lograr hacer el ejercicio en un pantalón sino que también se incorpora, igual las marquillas, entonces yo creo que hay una incorporación de todo ese tema de insumos y accesorios dentro del negocio de la moda, más allá del tema simplemente funcional”.
¿Cuánto exportó el sector el año pasado y qué variación tuvo frente al 2013?
“La última cifra que tenemos que es de noviembre de 2014, el país exportó 785 millones de dólares de los 546 millones fueron en confecciones y 239 en textiles; eso una ligera caída con el 2013 cuando fueron US$814. Los destinos de exportaciones más importantes fueron Estados Unidos con US$223 millones, Ecuador segundo con US$157 millones y México tercero con US$80 millones”.
¿A qué atribuyen esa disminución?
“Desde hace algún tiempo cuando empezó todo el tema revaluacionista el sector y los empresarios perdieron un poco el interés exportador, coincidió con una alta demanda del mercado interno y obviamente tenemos hoy en día una base exportadora mucho más pequeña”.
Ahora hay tasa de cambio favorable…
“Claro, pero no se genera base exportadora de una manera inmediata y recordemos también que hay un cambio en la mentalidad en el empresario de hoy, que no define su negocio y su competitividad basado en la tasa de cambio, yo creo que eso es un avance muy interesante; entonces yo creo que la tasa de cambio si bien hoy está alta va a beneficiar al exportador que lo está haciendo hoy, pero esperamos volver prontamente, con programas que está generando Procolombia, a tener una base exportadora mucho más alta”.
¿Es decir que no aumentarán las exportaciones por el solo hecho de estar el dólar alto?
“Eso no es inmediato, crear base exportadora, cultivar clientes no es inmediato, pero depronto puede darse una sorpresa y que mejore un poco ese tema, sobre todo porque estamos muy caídos; en el año 2008 exportábamos 2000 millones de dólares, de los cuales 1000 eran a Venezuela y el año pasado creo que no llegamos a los 70 millones exportados a Venezuela”.
Los empresarios están priorizando la demanda interna del país; ¿la capacidad instalada no da más?
“Eso es producto de dos fenómenos: lo primero es que en el país hay una clase media con un mayor poder adquisitivo que quiere enterarse de lo que sucede en el mundo de la moda, y adicionalmente la entrada a Colombia de muchas maracas internacionales que hace reaccionar con un portafolio mucho más amplio a las marcas nacionales; entonces tenemos mayor demanda con una oferta mucho más amplia de marcas nacionales e internacionales”.
Dice usted que el segundo mercado del sector confección textil es Ecuador; ¿cómo han recibido ese tema de la salva guarida?
“El concepto general de ponerle una salvaguardia al país y al sector textil confección no se ha recibido bien por lo que acabamos de decir, es nuestro segundo mercado con US$157 millones; en Ecuador les gusta mucho el producto colombiano. Lo segundo es que desde muy temprano empezaron a cobrar ese arancel y la Comunidad Andina de Naciones (CAN), que dijo que hasta que ellos no terminen su revisión y análisis y den su directamente el 7 de febrero no se puede cobrar ningún tipo de sobre arancel”.
Las incautaciones de contrabando tuvieron un valor de 73.000 millones de pesos en 2014; ¿usted cree que eso es una cifra significativa para el sector?
“Cuando se habla de que el contrabando en Colombia es más o menos de 4 billones de pesos, pues una cifra de incautación de 73.000 millones de pesos es muy pobre; yo creo que ahí hay que profundizar mucho el trabajo. Ese es el flagelo más complejo que tiene el país y obviamente el sector confección textil”.
El sector tiene ahora un problema, se agotó la mano de obra calificada, pasa en Risaralda igual que en el resto del país; ¿qué hay que hacer?
“Creo que es algo estructural, el sector confeccionista tiene que ser mejor empleador; a qué me refiero, que tiene que tener las posibilidad de generar un empleo mucho más estable los 12 meses del año, porque bien es sabido que es por temporadas, entonces hay unas en las que se contrata mucha gente y luego los sacan a la calle”.
Alguna vez planteó usted que este sector puede ocupar la mano de obra que ya no ocupa el café en Risaralda, ¿lo sigue viendo así?
“Con lo que se está haciendo en inversión, en la medida en que aumente la demanda interna habrá muchas posibilidades; pero repito lo que decía, tenemos que solucionar ese tema estructural de que nos consideren en el sector confeccionista, buenos empleadores”.
Se ha generado una dinámica importante de crecimiento del sector en Risaralda; ¿cómo la ve usted?
“Me parece muy positivo, me parece muy interesante y aplaudo que se estén incorporando empresas del sector textil confección en Risaralda, este es un centro muy importante para exportar producto hacia el sur del país, hacia Bogotá y parte del mismo Antioquia”.
Finalmente, proyecciones para el sector este año…
“Puede ser un año de crecimiento en consumo alrededor de un 7%, en materia exportadora ojalá estemos por los mismos niveles con que cerramos 2014 y esperamos que haya una mejor base exportadora para que aprovechemos el buen momento que puede tener el sector gracias a una buena tasa de cambio”.

Fuente: http://bit.ly/1zHILBx

Compartir en:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin