Asefapi informa que las materias primas continúan con un proceso de escalada que golpea directamente a los fabricantes de pinturas y tintas de imprimir. En el 2018 la situación no solo no se ha solucionado, sino que se agrava con el incremento de una demanda mundial que no encuentra reacción por parte de la oferta.