El gigante textil Inditex ha sufrido una mañana de pánico bursátil, con caídas que han llegado a superar el 6%, lo que le han convertido en el valor más bajista del Ibex 35. Este descenso ha tenido como causa principal las previsiones pesimistas de Morgan Stanley, que observa poco potencial de crecimiento de la multinacional